martes, 17 de octubre de 2017

Un simple baile

Hola mis pequeño Frikis. Bueno después de traspasar todos los escritos antiguos es hora de empezar con buenos. Mi mente anda un poco seca por la falta de costumbre, así que espero volver a tomarla. Este escrito está basado en una trama amorosa en un foro de rol con uno de mis personajes. Basada porque la forma de actuación de estos es totalmente diferente a lo que realmente pasaría. Como dentro de poco es Halloween os he querido traer un pequeño adelanto. No es una historia de terror como tal pero espero que os guste. 

creditos al creadorAgachada. Escondiendo la cabeza entre las piernas. La cara manchada en lágrimas. Culpando al destino. Culpando a las malas decisiones. Mirada al frente. Y allí estaba ella, sumergida en los recuerdos de algo que deseaba no haber vivido, de algo que ella misma podía haber evitado. ¿Tan complejo era rechazar un simple baile? El pasado regresa a su mente, con cientos de variables que pudo evitar para llegar a ese destino, variables que el egoísmo le impidió ver. Solo pensaba en ella. Mentiras a su propia mente para justificar los hechos. Y ahora todo esta muerto.

Amistad. Solo debía ser una amistad. Solo debía ser una amistad. Solo una amistad. La cercanía hizo su aparición y con ella los sentimientos. Un baile fue el desencadenante. Y tras ello un beso que marco su destino. ¿Una historia hermosa verdad? Eso sería así si no fuese por la novia del chico quien es una gran amiga de nuestra protagonista y mejor amiga de este. Ahora todo cambia. El deseo de alejarse. El deseo de no querer romper lo ya construido. Suficiente para crear un mayor deseo. Suficiente para crear una rotura provocada por la obsesión. Suficiente para crear odio donde antes había amor. ¿Tan complejo era rechazar un simple baile?

Y las lágrimas caían por parte de la novia. Y con ello el deseo de venganza. La tristeza pasó al odio y con rabia clavó sus palabras convertidas en puñales en el pecho del chico. Y tras la rabia pasó al arrepentimiento por lo ocurrido. Ya no había vuelta atrás. La sangre manchaba sus manos y la locura su mente. Agachada, creyendo que las lágrimas eran mágicas las dejo caer sobre el cuerpo. Pero hermosa, estamos en el mundo real y no existen las lágrimas curativas. El dolor se acopla a su pecho, estruja fuerte, muy fuerte. Ahoga el grito hasta que la consume. Consume su mente. Y con las mismas palabras convertidas en puñales se une a su destino. 

Y nuestra protagonista mira, escondida. Cobarde. ¿Tanto costaba rechazar un baile? Y ahora la sangre mancha la suela de sus zapatos. Corre. Creyendo que puede salvar a un muerto. Pero es la vida real, no es una fantasía. Están muertos. No puede hacer nada. Culpable. Es la única culpable. Y con lágrimas abraza a las personas que una vez fueron importantes en su vida. Sucumbiendo a la tristeza. No amaré a nadie más. No dejaré que me amen. Sentenció en voz alta. Tampoco dejaré que nadie ame a ninguna persona. Sentenció en voz alta.

Y ya han pasado diez años. Nuestra joven ahora es una mujer adulta. Hermosa. Demasiado hermosa. Deambulando por las calles.Observando aquellas parejas felices y terminando con su hermosa felicidad. ¿Será tan complicado para los maridos rechazar un simple baile? Un baile con un final demasiado sangriento. 

Y bueno pues eso es todo. Espero que os haya gustado. 
Un beso